Aprovechamiento de residuos orgánicos de origen ganadero en agricultura
Un enfoque sobre las alternativas para el aprovechamiento agrícola de los residuos orgánicos.

En Argentina, la producción de carne, leche, cerdo y aves de corral se ha incrementado de manera importante en los últimos años, adquiriendo una relevancia económica y social muy notable. Además, una parte de las explotaciones han pasado a ser intensivas, con lo que se produce la concentración de residuos en zonas específicas.
La problemática que plantean los residuos generados en estas zonas está siendo objeto de atención pública de forma constante. Se han planteado distintas alternativas de gestión, enfocadas al tratamiento de los mismos, pero todas ellas presentan algunos inconvenientes todavía sin resolver, ya sean de viabilidad económica o medioambiental.
Por el contrario, la aplicación de los residuos orgánicos al suelo es el método más económico y constituye uno de los mejores ejemplos de reciclaje de nutrientes, en el sistema suelo-cadena trófica.
Aunque la aplicación de subproductos orgánicos al suelo es una práctica antigua, el desconocimiento sobre la composición de los diferentes residuos, la eficiencia de uso de los nutrientes que contienen y su posible efecto residual entre otros factores dificulta una correcta aplicación de los mismos.
Los principales problemas medioambientales que se presentan en la utilización agrícola de residuos orgánicos son: el lavado de nitratos, la volatilización del amoníaco, la emisión de malos olores y la acumulación de algunos metales pesados en el suelo. Además hay que tener en cuenta que los efectos de un manejo incontrolado de residuos orgánicos puede provocar contaminación en los puntos de aplicación y contaminación difusa mas o menos alejada de la zonas de aplicación asociada fundamentalmente al lavado de los nitratos.
Para soslayar estos inconvenientes existen en el mercado desde hace algunos años, equipos abonadores o aplicadores de residuos orgánicos sólidos que logran una correcta distribución de los mismo según los requerimientos de nutrientes que tenga el suelo y dependiendo del material orgánico a aplicar.
La utilización del suelo como medio receptor de residuos ganaderos tiene como objetivo restituir al suelo de los nutrientes que son asimilables por las plantas, disminuyendo además las necesidades de aportar fertilizantes minerales.
Para una correcta prescripción de la cantidad de residuos a aplicar según el análisis de suelo correspondiente, publicamos a modo de referencia estas tablas con la composición de los diferentes materiales orgánicos.
Cada 10.000 kg de estiércol de vacas lecheras, aplicaremos aproximadamente:

  • 1200 kg de materia orgánica.
  • 35 kg de nitrógeno (N)
  • 29 kg fósforo (P2O5)
  • Estiércol de Feedlot

  • Cada 10.000 kg de estiércol de feedlot, aplicaremos aproximadamente:
  • 245 kg de materia orgánica.
  • 59 kg de nitrógeno (N)
  • 37 kg fósforo (P2O5)
  • 43 kg de K2O
  • Residuos de la producción avícola.

  • Cada 10.000 kg de gallinaza fresca:
  • 3900 kg de materia orgánica.
  • 200 kg de nitrógeno (N)
  • 230 kg fósforo (P2O5)
  • 210 kg de potasio (K2O)
Fuente: INTA