Una gráfica de INTA muestra claramente el valor que aporta la redistribución de los residuos pecuarios.

En la actualidad existen numerosos ensayos que demuestran los beneficios de reciclar las heces de la producción pecuaria y utilizarlos como fertilizante con un valioso aporte de nutrientes. Esta práctica transforma el problema de la acumulación y la consecuente contaminación porducida por los desechos animales en una oportunidad, evitando la contaminación, aumentando la fertilidad de los suelos y produciendo un significativo ahorro en fertilizantes químicos.

PDF:Redistribución de residuos pecuarios: Ganancia neta para el campo