Al hablar de calidad en trigo debemos ubicarnos en algún punto de la cadena agroalimentaria. Para el productor será aquel trigo que permita obtener un buen rinde y margen económico. Para la industria harinera la calidad estará definida por el contenido de proteína de reserva del trigo utilizable en la molienda, y ello se vinculara a la oportunidad de compra y precio obtenido por el productor.

Es por ello que una práctica habitual en el cultivo es la fertilización nitrogenada (precursor de aminoácidos) en macollaje además de la utilizada en la siembra, ya que las aplicaciones únicas a la siembra suelen no ser eficientes por perdidas de lixiviación, volatilización, y requerimientos que el cultivo exige en distintos estados fenológicos previos.
Aplicado a la siembra, el nitrógeno es utilizado en la producción de área foliar, que se traduce en una mayor fotosíntesis incrementando el rendimiento. En cambio con una re fertilización en macollaje, cuando los destinos ya están fijados (número de espiguillas por espiga), se logra aumentar el contenido de proteínas.
Para conocer la dosis a utilizar en cada momento, es necesario realizar un análisis de suelo y así poder realizar un diagnóstico de fertilidad en función de los requerimientos nutricionales del cultivo (según potencial del cultivar); y la cantidad aportada por el suelo.
A través de un mayor de numero de muestras de suelo, se puede lograr una mejor caracterización del lote por fertilidad (homogenización de ambientes), y de esta manera permitir la utilización de dosis variables para cada ambiente, según el potencial de rendimiento de cada uno ellos.
Es aquí donde Fertec ofrece sus fertilizadoras de origen nacional Serie 5, de acero inoxidable, con cinta transportadora y discos de distribución, junto con la tecnología de Agrix (computadoras Müller, de origen alemán) puesta a disposición de los clientes interesados en la realización de agricultura de precisión.
<
En conclusión, el conocimiento de la fisiología del cultivo, las buenas prácticas agronómicas como la fertilización, conjugados con modernas tecnologías de aplicación, permiten lograr altos rendimientos y asegurar una buena calidad industrial de los cereales de invierno.

Ing. Agr. Facundo Kloster
Asesor Técnico Comercial. Fertec SRL