SEBIGAS, líder italiano en el diseño y construcción de plantas de biogás y aliado estratégico de nuestra unidad de negocios Ecomanagement, ha sido adjudicada por Raízen-Geo para la construcción de una planta de biogás de 17,5 MW ubicada en la ciudad de Guariba, Estado de São Paulo. La planta de biogás se ubicará en el área del segundo molino de etanol y azúcar más grande de Raízen, que procesa más de 5 millones de toneladas de caña de azúcar por año, produciendo grandes volúmenes de vinaza, el principal subproducto generado por la producción de etanol.

La planta de biogás de Bonfim vinase recibirá 9.200 metros cúbicos de vinaza todos los días. Los biorreactores tendrán una capacidad para tratar 500 toneladas de DQO (Demanda Química de Oxígeno) por día, con una producción de 187.000 Nm3 de biogás en el rango de 24 horas. El biogás se utilizará para producir 17,5 MW de energía eléctrica que se venderá a la red nacional. La vinaza digerida se utilizará como fertilizante en la plantación de caña de azúcar lindante. La solución implementada por Sebigas-Cótica es adecuada para tratar efluentes industriales orgánicos con DQO de alta tasa y pH bajo, como vinaza, POME, pulpa de tapioca y aguas residuales, explicó Lorenzo Pianigiani, ejecutivo de Sebigas-Cótica. “La solución ofrece un tratamiento estable y fuerte del subproducto y la generación eficiente de biogás. El sistema también está diseñado para manejar las variaciones en el flujo y la composición del sustrato, a fin de mantener y garantizar la producción diaria de biogás y el rendimiento de la planta».

João Alberto Abreu, vicepresidente ejecutivo del área de etanol, azúcar y energía de Raízen, explicó: “Raízen refuerza sus esfuerzos pioneros en innovación y desarrollo en el sector con un enfoque en energía limpia y renovable, en línea con las políticas públicas. Con esto, una vez más consolidamos nuestro papel como protagonistas de la sostenibilidad a través de la economía circular, aprovechando todos los residuos e insumos utilizados en nuestros procesos en la generación de nuevos productos. De esta manera, contribuimos directamente al medio ambiente al reutilizar los desechos industriales y creando productos sostenibles que ayudan a limpiar la matriz energética brasileña».

Marco Bonvini, Gerente General de Sebigas declaró: “Estamos muy orgullosos de este éxito que marca un hito importante para Sebigas, que ofrece una solución valiosa para un líder del mercado en el sector de producción de azúcar y etanol como Raízen. Más que nada, este contrato presenta una solución completamente nueva para el sector industrial de América Latina, que ahora puede aumentar su rentabilidad general al mismo tiempo que produce energía limpia y renovable utilizando vinaza, uno de los subproductos de producción más comunes en esta área. Nuestra sucursal tailandesa, SebigasUAC, en 2016 ya había abierto las puertas al uso de la pulpa de tapioca para el sector industrial local. Una vez más, Sebigas ha demostrado mantener el ritmo de los mercados en rápida evolución en los que opera, proporcionando soluciones innovadoras, rentables y sostenibles para la demanda del mercado.»

Mauricio Cótica, Director Ejecutivo de Cótica, dijo: “La industria de la caña de azúcar es el mayor mercado potencial de biogás en Brasil, y este proyecto a gran escala refuerza nuestro compromiso con el desarrollo de biogás en Brasil y también en América Latina, como fuente de energía renovable».Creemos firmemente en el biogás como una solución viable para la conversión ambiental de residuos, desechos y subproductos como la vinaza, en energía Con este último contrato, Sebigas cuenta con un total de más de 80 plantas de biogás en todo el mundo, dos de las cuáles se están desarrollando en Argentina de la mano de Ecomanagement, y se ha planificado un gasoducto de 20 plantas industriales que se suministrarán en los próximos 3 años.